El pasado mes de julio del 2019, Live Nation, la promotora de conciertos más grande del mundo, informó su intención de adquirir el 51% de las acciones de OCESA, el gigante mexicano del entretenimiento.

Sin embargo, el día de hoy se ha informado que la empresa estadounidense ha cancelado de forma oficial la compra, debido a la crisis económica surgida por la pandemia de COVID-19, que ha afectado de forma directa al mundo del show business.

La decisión fue dada a conocer a CIE, uno de los dos socios comerciales dueños de OCESA – junto con Televisa– a través de un documento presentado en la Bolsa Mexicana de Valores. Tanto CIE como Televisa han mostrado su descontento con la decisión y analizan las vías para tratar de echarla atrás.

Michael Rapino, CEO de Live Nation habló sobre la cancelación de la transacción y dijo que se siente optimista sobre el futuro del negocio, pero que su compañía «no se puede permitir asumir ninguna pérdida en México mientras atraviesan sus seis u ocho meses de recesión comercial causada por la epidemia de COVID-9».

Originalmente, la transacción daría a Live Nation el control mayoritario de OCESA por una suma superior a los 3,600 millones de pesos mexicanos.